Un relato que no cuenta nada

16 septiembre 2011 § Deja un comentario


Para que un relato tenga sentido, tiene que mantener una dinámica entre los núcleos y las catálices. Los núcleos son los momentos en los que suceden las acciones centrales, las que hacen que el relato avance y se desarrolle. Las catálices son los descansos: son las acciones secundarias o las descripciones, en los que jamás sucede nada que sea central, pero que permiten crear climas, comprender los motivos de los personajes, dilatar o acelerar el ritmo. Sin núcleos, no hay relato. Sin catálices, el relato agobia. Los núcleos construyen la trama, las catálices la hacen legible. Así pensaba Roland Barthes su teoría estructuralista del relato, a comienzos de los 60, cuando todo parecía poder imaginarse trasponiendo la forma en que Ferdinand de Saussure había pensado el lenguaje. Desde entonces muchas teorías artísticas fueron arrasadas por los vendavales de las modas, pero esa descripción somera de Barthes permite ver aún la forma en la que la abstracción funcionó en el mundo del arte: como catálisis pura; sin núcleo. Al recorrer la muestra que reúne obras de Ana Casanova, Liliana Fleurquin, Pablo Lozano y Alberto Méndez se siente ese clima: la abstracción es una narración que no cuenta nada. Puro clima sin núcleo. La Forma en estado incandescente.

Ana Casanova traza franjas de colores. Parece dibujar música. No los sonidos, sino los silencios. Hay un ritmo pausado, pautado, en todas sus obras: tanto en las grandes telas como en los pequeños papeles. Es capaz de transformar la escala. No es su dibujo el que se adapta a la dimensión o al soporte, sino que lo real se acomoda a su deseo. Es una domadora de formas, que sin látigo logra domesticar los trazos para que el ritmo fluya hacia un silencio dichoso. Me encantaría tener el oído del perro o el del murciélago para poder descifrar la música de sus colores.

Las tramas compactas que genera Liliana Fleurquin nos descubren otro idioma, más centrado en los gestos que en los sonidos. Sus obras brillan. Irradian luz. Pero es una luz extraña, que se deshace en mil matices. Los cuadros de Fleurquin trabajan en base a contraposiciones. Su trama se basa en la contradicción: decir y rebatir. Pero lo hace sin palabras. A puro golpe de color. Cada una de sus obras parece surgir de la reescritura de otra. No existe un mundo fuera del mundo de sus cuadros. En ellos, todo remite a su propio universo: no hay un más allá.

¿Pinturas, esculturas, objetos, instalaciones? Las obras sobre metal que está produciendo Pablo Lozano son una apuesta al límite: a lanzarse sin red; a ir más allá del borde de los soportes, de las técnicas y de las prácticas. Las cintas de colores que fija sobre el aluminio se diluyen y se recortan, a la vez, sobre el brillo metálico que las sostiene, las sustenta y las transforma. No se trata, por supuesto, de una apuesta a la destreza artesanal (que se da por default), sino de una búsqueda conceptual: qué se puede ver más allá del reflejo. Se puede ver al artista y al espectador, que se reflejan en el metal. Sorprendidos por la tenue luz que los recrea y los esfuma.

Alberto Méndez dibuja en blanco y negro signos sin referente. Sus dibujos, cada vez más barrocos, semejan una caligrafía que translada a un idioma sin código descifrable las palabras de la tribu. Creemos poder entender sus jeroglíficos, como si nos interpelaran en un idioma conocido, pero al acercarnos nos perdemos en una jungla de símbolos que nos seducen y nos confunden. Con un imaginario pop y una grafía arquitectónica, Méndez produce los mapas de un mundo que no existe.

Liberada de la dialéctica narrativa, la abstracción ha dejado de ser el revés de la trama, para cantar sin ataduras su poema sinsentido.

Ficha:

Ana Casanova, Liliana Fleurquin, Pablo Lozano y Alberto Méndez.

En Lordi Arte Contemporáneo

Venezuela 617.

Lunes, de 14 a 19; martes a viernes, de 11 a 19; sábados, de 11 a 13.

Hasta el 22 de septiembre.

Gratis

Anuncios

Etiquetado:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Un relato que no cuenta nada en Nada especial.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: